EL ESPEJO Y EL TELÉFONO

Había una vez un espejo que llamó al teléfono y le dijo:

-Como los dos no brillamos, pues nos hacemos amigos.

Después fueron tan cerca que se casaron y tuvieron hijos espejos y también tuvieron hijos teléfonos. Luego fueron juntándose cosas que se hicieron famosos. Salieron en la televisión y se conocieron en una televisión súper súper pequeñísima.

Los gigantes tenían un pelo de cresta y con la cresta estropearon la televisión y ya no lo pudieron ver más.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios