EL ESTUCHE FANTASMA

Había una vez un estuche. Vio un bote y creía que era agua. Se bebió la pócima fantasma. Cuando descubrió que era fantasma dijo: -¡Ayyyyy, soy un fantasma!

Entonces salió del internado oscuro y cuando salió gritaron: ¡Ahhhhhhhh!

Una vez vio a Diego, se asustó y el estuche de Jaime. Una sombra se acercó; era Rodrigo y Diego le pegó a Rodrigo.

Existió un colegio llamado “el colegio fantasma” pero no era nada fantasma. Las cosas tampoco eran fantasma, los niños se reían de este colegio pero tenían que estudiar con el estuche fantasma de profesor.

Estudiaron y estudiaron y Diego, Rodrigo y Jaime se acostumbraron.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios