EL FANTASMA

Érase una vez un fantasma muy muy triste pero que los reyes decían que era malo pero era bueno el fantasma. Tenía un amigo y su amigo se murió. Más tarde se fue al país de la fantasía; allí conoció a un hombre malo calavera. Ese hombre se cayó a una cueva y revivió al amigo del fantasma. El fantasma, al final, se puso muy feliz.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios