EL LORO POCHI

Érase una vez que un loro que se llamaba Pochi vio una lorita hermosa. Pochi se enamoró de ella y se llamaba Dulcinea. El loro Pochi le pidió una cita romántica y Dulcinea le dijo que si y Pochi se puso una corbata roja con lunares blancos y negros. Dulcinea se puso una flor en el pelo y era rosa, un vestido blanco y se dieron un beso y Pochi se volvió a desmayar y a Dulcinea le salió un hijo que se llamaba Rafael y vivieron felices y comieron perdices.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios