EL RELOJ Y LA CAJA

Érase una vez un reloj que no tenía amigos. Un día preguntó a la señora tarta:

-¿Quieres ser mi amiga?  y la tarta le dijo:

– No.

Pero le preguntó a un pez y le dijo que no, le preguntó a una caja y le dijo que sí.

Al final se hicieron amigos.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios