HADAS

Érase una vez un hada que no podía volar y le dijo a su amiga:

-¿Me puedes ayudar a volar?

-Claro que sí. -respondió. Ven, te voy a echar polvo mágico pero cuidado que no dura todo el día porque te puedes caer y ya no vas a tener polvo mágico.

Llegó a casa y su madre le castigó y ya no le dejaba salir nunca más de casa y también le tenía a su amiga y le tiró el pollo mágico, pero también le castigó su padre, pero tenía el poder mágico y les regañó el poder mágico a los padres y al bebé le encantó el polvo mágico y le dio un besito a su hermana.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios