LA CÁMARAS

Érase una vez unas cámaras que veía mal y que no podían ver a gente que se portaban mal.

Un hombre estaba vigilando pero no podía ver.

Un hombre limpió las cámaras y ya podían ver las cámaras.

El hombre se durmió y vino un niño malo y las cámaras no vieron.

El hombre ya se despertó y le cogió.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios