LA CARRERA Y EL GUEPARDO

Érase una vez un guepardo que se estaba entrenando para una carrera que había que traspasar un bosque, luego un valle y también había que pasar una casa encantada. Él, en vez de pasar un bosque pasó una juguetería, luego pasó la Sabana y más adelante unos vampiros. Luego se fue a la carrera traspasó el bosque, dentro vio a los vampiros. Luego se fue a la Sabana, los vampiros del bosque fueron a la Sabana y asustaron al guepardo, pero se fue a casa de los vampiros y no estaban; solo estaban unos rinocerontes y más cosas. Lo traspasó y ganó una copa y unas medallas y se fue a otra carrera y ganó otra vez. Ganó pero le dieron 1000 tortas.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios