LA CASA ENCANTADA

Había una vez una niña que se puso a cantar y a pasear. La niña tenía mucho frió y se encontró con un trol y era bueno. Tenía sueño y siguió a su manera y le dijo:

-¡Ay, que manera!

Y dijo:

-Tengo sueño.

Y se durmió. Por la tarde se despertó y vio a un leopardo que era bueno.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios