LA NIÑA MÁGICA

Había una vez una niña mágica que podía mover las cosas con sus ojos y con un dedo. Podía mover hasta las casas. Un día, tenía dos años, y puso puré y puso su nombre, le apuntaron al colegio y su profesora era su madre.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios