LA NIÑA

Érase una vez una niña que se llamaba Corazón y tenía un vestido brillante y con flores y corazones. Tenía pulseras brillantes y con copos de nieve, un collar de colorines y el pelo amarillo con brillantes y flores con pendientes brillantes.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios