LA OVEJA SIN LANA

Érase una vez una oveja sin lana. La oveja no tenía nada de frío. La oveja siempre dormía en la calle y sus amigos ovejas dormían en sus casetas. Fin.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Volver a la página anterior

Anuncios