LA SELVA

Érase una vez una selva en la que había muchos colores. Había un río con cocodrilos, hipopótamos…y los cocodrilos tenían que tener mucho cuidado porque los hipopótamos se comen a los cocodrilos.

Un cocodrilo había nacido. Era un cocodrilo pequeñito y quería ser tan pequeño como la lagartija. Había depredadores como el tigre de bengala y también gatos salvajes como el leopardo y el león. ¡Hasta un oso y una serpiente!

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios