LA TARTA QUE NUNCA SE PODÍA SOPLAR LAS VELAS

Había una vez un cumpleaños y llevaron a la montaña y pasó allí toda la tarde y se lo pasaron de bomba. Luego se encontró a su tía y dijo:

-También está tu tío.

Y estaba también su abuela y su abuelo y luego se encontraron a un amigo de su padre y luego se encontraron con una amiga de su mamá, entonces, se puso muy contenta y le compraron una tarta.

FIN.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios