LAS HADAS Y LAS MARIPOSAS

Érase una vez un hada que estaba sola, pero un día se encontró con unas mariposas. Ella quería unos poderes. Un día con las mariposas. Ese día se enteró que las mariposas tenían poderes. El hada que se llamaba Esperancita le pidió que le dieran un poco de magia. Como a éstas no le importaban, le dieron un poco y fueron amigas para siempre.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Volver a la página anterior

Anuncios