LOS GATOS LOCOS

Erase una vez unos gatos locos que en vez de subirse en los tejados se subían en las montañas y se fueron a una tienda y se compraron unos unicornios y se gastaron el dinero. Luego fueron a pedir dinero y buscaron amigos y sus amigos les dejaron mucho dinero y se compró lechugas, espaguetis, arroz y paella y después uno su dueña y les llevó a casa. Después se pusieron a jugar y había tanto ruido que no podían dormir. FIN.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios